banner-principalcdmx Gobierno del Distrito Federal Secretaría de Cultura Código CDMX, radio cultural en línea

Javier Bátiz 'embruja' a miles de asistentes en el Zócalo capitalino

 

34030934576 7f4fa1ba5c z

 

La magia, blues y rock de Javier Bátiz inundaron la plancha del Zócalo capitalino para celebrar 60 años de trayectoria musical como uno de los pilares definitivos del rock mexicano, en donde, además, estuvo acompañado por una pléyade de invitados especiales que festejaron al Brujo tijuanense como parte de las actividades del 33er Festival del Centro Histórico.

 

El homenaje sinfónico Las Clásicas de Bátiz arrancó cuando el Brujo, ataviado en un singular chaleco dorado y con su característica melena, subió al escenario y saludó a la audiencia con su muy personal sentido del humor. “Gracias, muchas gracias por estar aquí conmigo”, dijo el veterano guitarrista antes de hacer sonar su tijuanera extrayendo de la misma los primeros acordes del tema Caminata con Jesús.

 

Público de distintas edades, desde niños que bailaban frenéticamente hasta adultos mayores que no dejaban de aplaudir desde sus asientos, llenaron la Plaza de la Constitución para festejar junto al guitarrista toda una vida dedicada a las sonoridades arraigadas principalmente en el blues; los aplausos estallaron cuando el Brujo llamó al escenario a Baby Bátiz para una sentida interpretación de Solo.

 

Entre bromas y risas, Bátiz rememoró a toda la banda que lo acompañó en sus pininos musicales en Tijuana antes de llegar a la Ciudad de México en 1963, uno de ellos el baterista Salvador García, mejor conocido como El Beyoye, tomó sus baquetas para tocar You hurt me y las sutiles atmósferas bluseras aterrizaron sobre el Zócalo.

 

34030917726 7863b12f9f z

 

En seguida, Toño Tony Lira, fundador y vocalista de Lira N’ Roll, hizo los honores al legendario instrumentista para ejecutar el clásico La montaña, que fue coreada por los asistentes; tras la misma, Julio Revueltas y Javier Bátiz protagonizaron uno de los momentos clave de la velada al tocar juntos el tema instrumental El vuelo del ángel con mucha distorsión y feedback de por medio.

 

I have been loving you too long, original del inolvidable Otis Redding, llegó para instalarse como un claro momento íntimo entre Bátiz y su preciada guitarra: “Ahora quiero llamar a un baterista que conocí cuando era pequeñito, pequeñito, y ahora es un gran músico”, dijo el Brujo al llamar a Elohim Corona. “Lo queremos mucho, aunque toque en Moderatto”, bromeó.

 

Luego de la sorprendente interpretación instrumental de La flor de Sans Souci, junto a la talentosa Rosalía León, el guitarrista invitó al escenario a Eugenia León, una de las grandes voces de México, para una etérea rendición al tema Pacífico jardín que con sus tranquilas notas y melodía atrapó los aplausos de la audiencia. “¡Que viva Bátiz!”, gritó la mexiquense antes de abandonar el escenario.

 

Me gustaría invitar ahora al cantante de una banda que si bien no le hace 100% al rock and roll hay mucho de ello en su sonido, un sonido Rococó”, dijo el tijuanense ante la audiencia para presentar al Dr. Shenka de Panteón Rococó. “Es un honor estar aquí con el eslabón que afianzó el rock nacional. Esto es por la situación que actualmente atraviesa el país, ya no queremos que ésta sea una tierra de nadie”, dijo el líder de la agrupación de ska antes de una incendiaria interpretación de Tierra de nadie.

 

33941669921 9bccca629a z

 

El momento romántico llegó cuando el Brujo llamó a su pareja, Claudia Madrid, para tocar al unísono I belive in my soul, tema original del inolvidable Ray Charles, y que representó un descanso de tanto guitarrazo, con el enigmático ambiente que emanaba desde la Orquesta Filarmonía Metropolitana, dirigida por José Areán.

 

La velada comenzaba a llegar a su fin cuando, de nueva cuenta, Rosalía León junto a Bátiz materializaron el ahora clásico La chancla provocando aplausos por montón. Tras una breve salida, el guitarrista, alguna vez maestro de Carlos Santana, tomó su tijuanera para sacar los primeros acordes de La de los ojos grandes que fue mezclada orquestalmente con Suite y Ocho rojo.

 

33228811204 33b832af55 z

 

Bátiz ya empezaba a despedirse de su público agradeciendo enormemente el homenaje del cual fue protagonista; las primeras notas de la afamada La casa del sol naciente, original de Eric Burdon & The Animals, sonaron creando un aplauso generalizado de todas la edades. “Creo que ésta es la última y nos vamos, se llama ‘Hard Life’”, apuntó el requintista previo al poderoso jam bluesero que resonó al filo de las 20:00 horas.

 

El climático final de la jornada rockera aterrizó con Gloria, autoría original de Van Morrison, que, literalmente, embrujó a toda la audiencia presente en un histórico sábado de gloria