banner-principalcdmx Gobierno del Distrito Federal Secretaría de Cultura Código CDMX, radio cultural en línea

Neo-psicodelia y noise en "El Inefable Mundo de los Nefebilatas" el nuevo álbum de Tesla Pox

16252341 1184159071699751 4594031826665807547 o

 

La efervescencia que la escena musical independiente ostenta hoy día es muy vasta y diversa, colectivos, bandas solistas, compositores y un largo etcétera integran todo un circuito underground que se extiende en cada ciudad del país, destaca el caso especial de Guadalajara que durante los último años ha producido una rica variedad de propuestas en distintas vertientes sónicas; Tesla Pox es una de ellas.

 

Tras el EP Paper Boats de 2015, Tesla Pox debutó oficialmente con Demasiados Somníferos en 2015, intensificando significativamente su sonido en favor de estética musical que navega entre las agitadas aguas del post-rockart-rock, shoegaze y resabios de psicodelia sesentera, hacía finales de 2016 se encontraron listos para lanzar El Inefable Mundo de los Nefebilatas en lo que representa un giro rítmico y sónico en cuanto al proceso creativo, y por consiguiente su resultado en bruto.
 
"Erik Wiesz" es la encargada de abrir el plato con ritmos acompasantes e in crescendo, de inmediato las atmósferas sesenteras se hacen presentes con la guitarra que recuerda al Radiohead de The King Of Limbs (2012) gracias a un manejo progresivo de los acordes y melodías que, a su veZ,  incluyen cuerdas y alientos, en seguida "Fernweh" con su batería tribal y chiflidito nos conducen por paisajes que guardan elementos noise y psicodelicos en menos de tres minutos de duración.
 

 
 
El Inefable Mundo de los Nefelibatas es el primero de cuatro discos de una suite  inspirada en el trabajo anterior de la banda Demasiados Somníferoslos sueños lúcidos son el eje rector de este esfuerzo discográfico de los oriundos de Guadalajara, Jalisco.
 
El ambiente misterioso y minimalista de "Doppelgänger" continúa la caminata musical a través de delayscellosfuzz y feedback que recuerda lo que hizo Tortoise en T.N.T. de 1998, en seguida "Flotar" atrapa los oídos con una distendida y ligera guitarra que invita precisamente a flotar, cerrar los ojos en medio del caos, parar y respirar para poder seguir avanzando en donde el juego con las letras es melódico sin perder la esencia de la agrupación. 
 
Con matices y guiños al dream pop manufacturado por el dúo francés Air, amalgamado con toques shoegaze, lo que provoca una inusitada paleta de sonidos, "Estuario" es una montaña rusa post rockera que se mueve de arriba a abajo con letras surrealistas e intensas cerrando un álbum que se aleja (un pocomucho) de lo sintético y plastificado premiando la curiosidad de todo aquel que tenga el disco en sus manos (o en sus oídos).
 
Escucha su música en la programación de Código CDMX.